Teniendo esto en cuenta, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) inició un proyecto de investigación internacional sobre esta cuestión, en el que también participaron el Instituto Federal de Evaluación de Riesgos de Alemania (BfR) y el Instituto Friedrich Loeffler (FLI).

Los resultados muestran que la propagación del virus de la peste porcina africana a través de los piensos sólo es de esperar en casos excepcionales. “Incluso después de añadir grandes cantidades del virus infeccioso a diversos piensos y materiales de cama, al poco tiempo ya no se podía detectar ningún virus infeccioso”, afirma la coordinadora del proyecto, Sandra Blome, de FLI, que apunta que solo se encontró material viral infeccioso en algunas muestras de remolachas y patatas forrajeras almacenadas en frío, incluso después de un almacenamiento más prolongado.

 

Más info pinchando aquí.

 

Una investigación concluye que la transmisión de la peste porcina africana a través de los piensos es poco probable

Una investigación concluye que la transmisión de la peste porcina africana a través de los piensos es poco probable