Cuatro centros de investigación en Francia y España, junto con dos empresas aragonesas, han iniciado el proyecto TESTACOS+. El objetivo de éste es abordar la presencia de aminas biógenas, residuos de antibióticos y genes de resistencia a antibióticos en quesos madurados de la región.

Liderado por Rafael Pagán.

El catedrático de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Zaragoza liderará el proyecto que busca desarrollar soluciones innovadoras para minimizar estos riesgos.

Durante la reunión de lanzamiento en la Facultad de Veterinaria, representantes de las seis entidades socias discutieron los objetivos del proyecto. Estos incluyen desarrollar, validar y transferir al sector quesero nuevos sistemas de control, limpieza y desinfección sostenibles para reducir la presencia de microorganismos resistentes a antibióticos y aminas biógenas.

Proyecto

El proyecto tiene como meta fortalecer la cadena de valor del queso, desde el productor de leche hasta el productor final, mediante la transferencia de tecnología para controlar los riesgos para la salud relacionados con la presencia de microorganismos no deseados en los quesos madurados. Esto contribuirá a mejorar la gestión de la Salud Pública y la competitividad del sector.

TESTACOS+ se extenderá por al menos 3 años. Durante este tiempo se analizarán más de 1.000 quesos para determinar la presencia de aminas biógenas, así como residuos de antibióticos y genes de resistencia microbiana. También se buscará el origen de la contaminación microbiana y se desarrollarán nuevos sistemas de limpieza y desinfección sostenibles. En el último año, se implementarán y validarán las herramientas desarrolladas para controlar y limitar los riesgos sanitarios en empresas queseras de la región.

Así mismo, el proyecto, cofinanciado por la Unión Europea a través del Programa Interreg VI-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2021-2027), busca fortalecer la integración económica y social de la zona fronteriza entre estos países.

Más info pinchando aquí.

 

 

TESTACOS PLUS

España y Francia desarrollarán soluciones para mejorar la seguridad alimentaria de los quesos de la región