El virus de la influenza aviar se propaga a los mamíferos marinos

El virus de la influenza aviar H5N1, altamente patógeno, se ha adaptado para propagarse entre aves y mamíferos marinos, lo que representa una amenaza inmediata para la conservación de la vida silvestre, según un estudio de la Universidad de California y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina.

Se publica un nuevo informe de la Universidad de California y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina alerta sobre la adaptación del virus de la influenza aviar H5N1. Éste altamente patógeno, y puede propagarse entre aves y mamíferos marinos, representando una amenaza inmediata para la vida silvestre. Este estudio revela que el virus ha infectado a leones marinos, lobos marinos y charranes, siendo este último el primer hallazgo de este tipo.

Las muestras de cerebro recolectadas de mamíferos marinos dieron positivo a H5N1. Del mismo modo, la secuenciación del genoma mostró que el virus era casi idéntico en todas las muestras. Las mutaciones detectadas en los mamíferos marinos eran similares a las encontradas previamente en leones marinos en Perú y Chile. Además de un caso humano en Chile. Asimismo, se confirmó la capacidad del virus para infectar a aves, ya que las mismas mutaciones se encontraron en un charrán.

Riesgo humano

Aunque el riesgo para los humanos sigue siendo relativamente bajo, los científicos advierten sobre la importancia de la vigilancia continua y la alerta temprana. Especialmente mientras el virus continúe replicándose en mamíferos. El informe destaca que desde 2022, el H5N1 ha causado la muerte de al menos 600,000 aves silvestres y 50,000 mamíferos en América del Sur. Incluyendo, de la misma manera, a elefantes y leones marinos en Argentina, Chile y Perú, así como miles de albatros en las Islas Malvinas.

El virus, identificado como clado 2.3.4.4b, ha demostrado su capacidad de propagación desde Europa hasta Sudáfrica, Estados Unidos, Canadá y América del Sur. Especialmente, causando estragos en poblaciones de aves marinas y mamíferos marinos. Ahora, los científicos expresan su profunda preocupación por la posible llegada del virus a la Antártida, donde podrían impactar a especies como pingüinos y otros animales salvajes. La situación subraya la importancia de la colaboración global y la adopción del concepto de One Health para abordar las interconexiones entre humanos, animales y medio ambiente en la prevención y control de enfermedades.

A continuación dejamos enlace a la noticia completa pinchando aquí.

 

 

El virus de la influenza aviar se está adaptando para propagarse a los mamíferos marinos