En la reunión se ha puesto de manifiesto el importante papel que debe jugar el veterinario de explotación para la mejora de la sanidad mediante el asesoramiento y supervisión continuada al ganadero en la gestión sanitaria de la explotación. El ganadero necesita un apoyo sanitario cercano para poder tomar las decisiones oportunas en relación a los diferentes problemas sanitarios que le puedan afectar o a los que se deba enfrentar, en especial en aquellas enfermedades para las que no exista un programa oficial de control y erradicación.

Para más info clicka aquí.