El Juzgado de lo Penal número 1 de Ourense ha condenado a un hombre en una sentencia de conformidad a 3 meses de prisión por un delito de maltrato animal por no llevar al veterinario a su perro enfermo de leishmaniosis.

Además, se le ha impuesto una inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales durante 2 años y 6 meses y a pagar una indemnización de 393 euros a la protectora de animales que atendió al perro.

Para más info, clicka aquí.