Tras la denuncia interpuesta por el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de la provincia de Zaragoza, el Juzgado de Lo Penal nº 7 de Zaragoza ha condenado por un delito de intrusismo profesional al dueño de una tienda de venta de animales por vacunar a un cachorro. Dicha Sentencia es firme al haber sido confirmada por la Audiencia Provincial. La sentencia le condena a pagar una multa de 2.160 euros.

Transcribimos literal el Fallo de la sentencia:

“DEBO CONDENAR Y CONDENO a Don. XXXXXXXXX XXXXXXXX como autor responsable de un delito de intrusismo tipificado en el artículo 403.1º CP, sin concurrir circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de multa de 9 meses con una cuota diaria de 8 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago conforme al artículo 53 CP (un día de privación de libertad por cada dos cuotas de multa no satisfechas), así como al pago de las costas procesales.”