La norma pretende articular medidas a nivel nacional para adaptarse a la nueva situación y a las necesidades del sector ganadero, de manera que no sólo se facilite la creación de nuevos centros que puedan satisfacer la demanda de los operadores, sino que además, aquellos ya existentes puedan acogerse a determinadas excepciones. También se pretende poder agilizar la limpieza y desinfección de los vehículos, a través de la existencia de los vehículos autodesinfectantes.