A pesar de la feminización del sector, diversos estudios recientes han demostrado que siguen existiendo diferencias entre hombres y mujeres, algo que se agrava por la dificultad que sufren las mujeres para poder conciliar su vida personal con su carrera laboral

En los últimos años, el sector veterinario ha experimentado una marcada feminización, reflejada en un cambio significativo en la composición demográfica de la profesión. Actualmente, las mujeres representan el 77,50 % de los estudiantes de Veterinaria en España, conformando el 77,54 % de los egresados y el 69,70 % de los profesionales colegiados menores de 45 años, según datos recopilados por el informe de CEVE.

A pesar de esta feminización, investigaciones recientes destacan persistencias en las diferencias de género, especialmente en términos de remuneración y acceso a puestos de responsabilidad y liderazgo. Flavie Vial y Alejandra Capozzo, de la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal del Reino Unido y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, respectivamente, señalan que estas disparidades también se reflejan en la autoría de artículos de investigación veterinaria, donde las mujeres tienen menos probabilidad de liderar investigaciones, especialmente en campos como la investigación quirúrgica y con animales de producción.

 

Experiencias de profesionales del sector

Entrevistas con profesionales del sector, como la veterinaria e investigadora Elena Carretón, revelan que las mujeres veterinarias enfrentan numerosos desafíos en su vida diaria, especialmente en las etapas pre y postdoctoral, donde el número de mujeres se reduce significativamente, afectando su carrera de investigación. Carretón también destaca la dureza con la que las mujeres son evaluadas en comparación con los hombres, señalando que estos últimos ocupan roles más destacados en los medios de comunicación y comités científicos.

Aunque las mujeres representan el 53 % del total de profesores en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense, según Consuelo Serres, decana de la facultad, esta proporción no se alinea con la tendencia de feminización en la profesión. A pesar del claro aumento de mujeres en la Veterinaria, persisten desafíos relacionados con la representación y el avance profesional en diversos aspectos de la disciplina.

A continuación dejamos enlace a la noticia completa pinchando aquí.

 

 

8M: Veterinaria, sector cada vez más feminizado pero cuesta mucho poder conciliar vida laboral y personal